Riders in the sky

Siempre he mantenido que si haces una versión, tiene que ser (como mínimo) igual de buena que la original. Y esto se nota mucho en según qué canciones. Y esto va por una de mis favoritas.

La original se escribió en 1948 y se realizaron versiones a machete desde entonces. Y las ha habido de todo tipo y condición. Una de las más reconocidas es la de Johnny Cash (cómo no), que le da un toque un poco más moderno.

Y entre otras (con cara y ojos, digo), tenemos la versión de The Outlaws, la versión disco de The Shadows (al tanto con el primo yankee del de La Trinca), versiones tan flipantes como la de Los Baby’s (la intro con esos sonidos fantasmales es cojonuda), la de Spiderbait que se puede escuchar en la peli de El Motorista Fantasma (la primera, que la otra prometía mucho pero se quedó a medio camino), o flipadas tan brutales como la de Raphael con Tom Jones (sí, ése Raphael) aunque cambian la historia y ponen un final feliz.

Pero para mi gusto, la mejor versión es y será la que hicieron para la peli Blues Brothers 2000. El vozarrón de John Goodman fue una sorpresa y le da un toque espectacular a la canción.

Así que ya sabéis, o cambiáis de actitud o cabalgaréis eternamente por el cielo en pos del rebaño del diablo.

“Duck, ritmo montañés en La menor”
Elwood Blues (Dan Aykroyd)
Blues Brothers 2000

Anuncios

Fantasy Realms, el juego con UNA regla.

Todo empezó con una visita de Kayrachian a Barnacity y la consabida peregrinación a Gigamesh. Allá, mientras una dependienta me explicaba un juegazo que acababa de descubrir, se nos acercó Kayrachian (que no participó para nada en la conversación) con el juego en la mano.

Si hay una Señal Divina, fue esa.

TL;DR

Hacer combos como locos para sacar todos los puntos posibles en, más o menos, 10 turnos.

Ya en detalle

Preparación: 7 cartas por cabeza.

Regla: Cada jugador en su turno roba una carta, del mazo o de los descartes1, y se descarta de una (¿más resumido? La carta que entra por la que sale). Y si no me creéis, leed las reglas.

Fin del juego: Cuando hay 10 descartes en la mesa (que no significa 10 turnos forzosamente). Entonces el juego se para y empieza el punteo, que resultaría algo lento (con sus consabidas discusiones sobre cómo se interpreta esto que dice) si no fuera porque dispone de una app oficial muy bonita que te lo calcula todo.

Además, hay un par de variantes muy cuquis para dos jugadores y para expertos. La una sigue la regla normal salvo que, si roba, roba dos cartas y se descarta de la otra, y así hasta tener 7 cartas en la mano y por lo menos 12 descartes. La otra se reparten 7 cartas a cada jugador, no se roba, y se dispone de 5 minutos para negociar las cartas que te interesan.

Como nos conocemos, viene con una página explicando cómo se aplican las diferentes condiciones para sumar bonificaciones (o restar penalizaciones) para que luego no se “interprete” nada de cara al conteo de puntos. Pero, como dije antes, ya hay una app oficial muy bonita (ui, ¿dejà vú?) para Android o Apple que te hace el trabajo sucio sin lugar a ostias, que por algo la diseñaron los de Wizkids.

Siembre he abogado por los fillers y/o los juegos sencillos (que no fáciles, ojo) y éste se lleva la palma por nula dificultad para entender la regla y por la facilidad para picarse mientras esperamos en una cafeta a que venga el resto de gente con quien hemos quedado.

“Ya sé kung-fu”
Neo (Keanu Reeves)
The Matrix


1: Naturalmente, el primer jugador en el primer turno no tiene otra que robar del mazo.

Al servicio secreto de su majestad y que les den por culo a los “haters”.

Este post viene a raíz de la noticia de la “nueva” James Bond. Y va entrecomillado porque no va a ser la nueva James Bond sino que va a adquirir la licencia para matar número 7. Y no lo veo mal.

Del todo.

Vayamos por partes.

Lo primero.

Hay que reconocer la habilidad de los fans de todo tipo para elucubrar las teorías más surrealistas para justificar algo que no gusta o no acaba de encajar (*cough, cough, midiclorianos, cough*), y el fandom1 de Bond, si no fue el primero, fue de los primeros en justificar el cambio de actor que interpretaba al agente 007. Se asume que James Bond es la identidad que hereda un agente al sustituir al anterior, recuperando la suya cuando le pasa el 007 a otro. Esto explicaría el cambio de caras, sobretodo por una frase que suelta George Lazenby al final de la intro de su peli (minuto 6:00).

Esto nunca le pasó al otro Bond.

¡Tachaaaaaan! Arreglado. Ya podemos cambiar de cara, con heredar la identidad ya tenemos todo explicado.

Lo segundo.

La actriz. Lashana Lynch, en lo que a mí respecta tiene el único requisito que exijo en un Bond (e insisto, que es un personaje nuevo con el 007): Que sea de la Commonwealth. Por muy buen actor que sea, me pones a, p.e., Chris Evans y me cabreo mucho porque Bond, si no puede ser inglés, por lo menos que sea británico2. Y la chica lo es, así que por mí ya está bien.

Lo tercero.

Que es un personaje nuevo, no uno al que se le aplica la ley 63 y luego un blackwashing. Y eso es algo que me encanta, que ya está bien de tener referentes masculinos y caucásicos y cambiarlos por la jeta (en una característica o en la otra). En la serie “The Flash“, Iris Allen la interpreta Candice Patton. Y dejando la calidad interpretativa (y el bomboncito que es, jijijiji), el blackwashearla ha supuesto una serie de cambios en el canon de los comics de DC completamente innecesarios. Kid Flash ya no es el sobrino de Iris, sino su hermano, y que sus hijos no son los gemelos tornado sino XS. ¿Quejas? Pues mira, resulta que la serie es de una realidad alternativa, y arreando. Pero aún así, lo veo innecesario.

Ahora bien, ¿que podrían usar a la nueva Moneypenny como agente de campo en vez de montar este tinglado? Sí, y hubiese sido mejor porque ya está presentada y no hay que hacer nada más.

En resumidas cuentas.

Creo que el cambio es bueno, sobretodo porque (como ya hable con mi némesis particular) por lo menos la presentan en una peli donde recibe el cargo y no hacen un Bond 26 con ella a la cabeza. Sólo queda ver si pide un Martini con vodka (mezclado, no agitado) o pide otra cosa.

“Me llamo Bond, James Bond”
James Bond (todos los actores hasta la fecha)
Todas las pelis de Bond hasta la fecha


1: Lo llamo así porque Bond no parece friki/geek. Tal vez por no ser tan “minoritario” como otros personajes. 

2: Por orden y hasta la fecha han sido: escocés, australiano (diles que no son súbditos de la reina, venga), inglés, galés, irlandés (que no es de la Commonwealth desde 1941, pero bueno, puedo hacer una excepción) y, de nuevo, inglés.

Sagrada: partida en solitario

Lo primero, agradecer a Imperator y a Nur por acabar de convencerme (indirectamente) de pillar un juego que hacía tiempo que tenía en el punto de mira.

Lo segundo, un tirón de orejas a la gente de Devir porque en su web no aparece el juego que ellos mismo publican ni sus instrucciones en spanish castilian (y luego nos quejamos de la de Renfe). Así que si queréis saber qué leches estoy haciendo os pongo las instrucciones en inglés de Floodgate Games (el estudio que creó el juego).

Y lo tercero, tengo que buscar algún soporte para hacer las fotos con el teléfono, que entre las sombras y el “me pongo de pie, me vuelvo a sentar” estoy un poco hasta las narices.

Añado, en las palabras en negrita y cursiva de las descripciones de objetivos y herramientas son cosa mía, que algunas descripciones son muy confusas para mi gusto.

Venga, al lío. Para las anotaciones usare la inicial del color (Y para el amarillo) y el resultado de la tirada.

Objetivo: sacar más puntos que la suma total de los valores de los dados en el marcador de ronda al final de la partida.

IMG_20181215_143857

Dificultad: media (3 herramientas)

Vitral: esplendor cromático

Objetivos públicos: Diagonales de color (total de dados adyacentes en diagonal del mismo color) y Variedad de opacidades (grupos de uno de cada valor en cualquier posición)

Objetivos privados: Tonos de morado (suma de los valores de los dados morados) y Tonos de azul (suma de los valores de los dados azules)

Herramientas:  Alicates (tras elegir incrementa o reduce el valor del dado elegido en 1), Pincel de eglomise (mueve un dado cualquiera de tu vitral ignorando las restricciones de color) y Bruñidor de cobre (mueve un dado cualquiera de tu vitral ignorando las restricciones de opacidad)

Turno 1

Tirada: R5 A4 A5 V3

IMG_20181215_144120-1.jpg

Esta es fácil, empezamos con el objetivo público de las diagonales y el privado de los azulitos.

Turno 2

Tirada: R1 R2 Y3 M2

IMG_20181215_144532

Aprovecho la tirada para cubrir dos casillas con requisito.

Turno 3

Tirada: Y1 M2 R5 R6

IMG_20181215_145400

Aprovecho el R6 para usar el Bruñidor de cobre y mover el M2 y ponerlo en la casilla de opacidad 5, para luego poner el M2 en la casilla de color morado. Y ya que estamos, cubro la casilla amarilla.

Turno 4

Tirada: Y3 V3 Y4 M5

IMG_20181215_145849

Tapamos la casilla verde y usamos el Y3 para la última acción.

Turno 5

Tirada: V1 Y3 M3 M6

IMG_20181215_150122.jpg

Tapé la casilla de opacidad 1 y la de tres. Aquí creo que patiné un poco, porque podría haber tapado la de 6 con el morado. Puntos para mí por lo del objetivo privado y no para el contador.

Turno 6

Tirada: R2 R3 M2 Y5

IMG_20181215_150337

Lo que hacen unos buenos Alicates, ¿verdad? Convierto R3 a R2 usando M2, tapo la casilla de opacidad 2 y la de color rojo

Turno 7

Tirada: M2 V2 M5 Y4

IMG_20181215_150623.jpg

Tapo con M2 una casilla en blanco (pudiendo usar M5, ya ves) y Y4 para la casilla de opacidad 4.

Turno 8

Tirada: V4 A3 M4 V2

IMG_20181215_150940

A3 y M4 a tapar huecos en blanco.

Turno 9

Tirada: A6 V1 M2 Y1

IMG_20181215_151138

A6 a la casilla de opacidad correspondiente y M2 al hueco. Esto se acaba, gente, y no pinta nada bien.

Turno 10

Tirada: R2 R2 R4 V3

IMG_20181215_151423

Tapo la única que puedo tapar con V3 y recuento de los valores del contador de turnos.

La friolera de 65 puntos a superar (está claro que la estrategia es poner los valores bajos siempre que sea posible  :/)

Ahora, el desglose de mi puntuación

Objetivos públicos:

  • Diagonales de color: 11
  • Variedad de opacidades: 5

Objetivos privados:

  • Tonos de morado: 12
  • Tonos de azul: 18

Penalización por cada casilla en blanco: -3 (queda 1)

TOTAL: 43

Madre mía que desastre XD. Pero como toma de contacto no ha estado mal, el juego es fácil, de pocas reglas y un componente estratégico-aleatorio tocho. Seguramente repita, pero esta vez usaré lo que he aprendido con esta.


No se me ocurre ninguna cita de peli que pueda encajar (ni remotamente) con el juego. ¿ideas?

Superlópez (la peli)

1824070

No sé escribir reseñas como es debido.

No me sale poner cosas como “quiere trascender sus orígenes familiares para convertirse en la representación líquida de un paisaje” hablando de bebidas o “Las capacidades del autor para caracterizar a sus personajes con detalles psicológicos y culturales, para dotar de dignidad a sus hombres y mujeres de clase trabajadora, crean un universo complejo pero que a la vez respira naturalidad” de un cómic.

Me limito a poner si me gusta o no, y el porqué

Y la película de Superlópez me gusta porque se nota que se ha hecho con cariño, porque se han fijado en los detalles que hacen de Superlópez un comic entrañable: que Luisa llame “medianía” a Juan, que Juan pida el célebre caféconlecheyuncroissant en las taquillas del metro, que salgan petisos carambanales (los vi dos veces), el nombre de la productora, el diseño del [SPOILER]robotaco final boss[/SPOILER]…

También hay detallazos muy cañís como padres poniendo a parir al portero de un partido de alevines, o la declaración inevitable de que en España “el clavo que sobresale se lleva un martillazo” (la mentalidad del cangrejo es ley).

Por no mencionar a Dani Rovira como un joven Juan López que intenta ocultar sus poderes (una especie de Superlópez: año uno), una Alexandra Jiménez como Luisa Lanas (peca incluída), a Julián López como Jaime (con su pelirrojez y rizosidad) y a Maribel Verdú haciendo de mala malosa. Que si ya de por sí me pone, de malosa me pone mucho más.

Y el epílogo… No diré nada más que consiguió lo que ninguna peli Marvelosa ha conseguido: que abriera los ojos como platos y ahogara un grito de sorpresa mientras me llevaba las manos a la boca (y con cuya frase cerraré el post).

Creo que esta vez han dado en el clavo y ojalá haya una segunda parte.

“Me debes una, Superlópez”
[SPOILER] (Berto Romero)
Superlópez