Estriko: Review

EstrikoAyer fui al primer concierto de Estriko. La verdad por delante, conozco al 75% de la formación, así que intentaré ser lo más objetivo posible. Reconozco que no soy un crítico musical ni mucho menos pero hice lo mismo con los Radio Raheem, y mira, ya tienen dos discos en la calle, y un tercero pronto.
Empezaré por los puntos flacos (que los hay).

El guitarra cantante, Jordi Aguilera, para mi gusto canta a palo seco, al estilo Loquillo. Me habría gustado que en algunas estrofas, alargase más la voz.
El guitarra solista, Oriol Brunet, cuando llegaba el momento de lucirse, no se veía en la cara que disfrutase. Parecía que contase los compases.
El batería, Carles Sanauja, iba desacompasado. En algún tema entraba antes de tiempo, o después de tiempo y en algún otro los cambios no los acababa de dominar.
El bajista, Pere (ignoro su apellido), tanto en los coros como en una canción, no se acercaba lo suficiente al micro, con lo que no se le oía.
En resumen, que los nervios del primer concierto hicieron mella.

Bien, ahora que no se me puede acusar de parcial, iré a lo positivo.
Aunque las versiones fueron buenas, los temas propios son impresionantes. El “unplugged” que hicieron de “Nothing Else Matters” fue escalofriante. Y aunque el concierto duró una hora y poco, pasó muy deprisa. Cuando el grupo, por fin, se encontraba cómodo, cuando ya habían entrado en calor, va y se acaba el recital. Fotos a montonazos, y un sobrerito-de-gemelos (más conocido como sujetador) voló al escenario, algo que en un grupo de Rock Contundente Minimalista queda muy propio. El día que hagan otro concierto, me apunto sin dudarlo.

Cuando vuelvan a ensayar, como consejo, deberían llevar a alguien de confianza para que escuche el tema y les diga por donde cojean.

Damas, caballeros, hay un nuevo grupo en la ciudad, y han venido para quedarse.

“Esto es Rock’n’rolling.”
Ford Fairlane (Andrew Dice Clay)
Las Aventuras de Ford Fairlane

Anuncios

Un pensamiento en “Estriko: Review

  1. Como hermana de dos músicos (Mi hermano toca el piano de conservatorio y es un gran admirador del jazz y mi hermana pequeña, es guitarrista autodidacta y amante de motorhead, ac/dc y demás), he de decir que admiro a todos aquellos que se dedican a la música, sea del calibre que sea. Yo lo admiro porque soy una persona negada para tocar cualquier instrumento, no sé ni sacar ni una nota a la zambomba. Lo que se dice “tener un oído enfrente del otro”. Sin embargo, me gusta escucharla y de todas las clases, osea que no soy de ninguna corriente en especial. Me gusta la adecuada para cualquier momento del día y estado de ánimo. Así, que diles al grupo que ya tienen una admiradora (a pesar de no haber escuchado nada) granadina 🙂 Besos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s