Seres primitivos

Pese a que no me gusta hacer este tipo de fusiladas (que no fusilamientos), la ocasión y el tema lo merecen.

Extraido de: Captain’s Weblog

CIVIL WAR en Barnacity One 🙂

(…)

2- Hay gente que es muuuuuuuuuy estúpida.

Ayer, como debe saber todo el mundo, La Selección Española perdió ante Francia y, por lo tanto, se queda fuera del Mundial.

No soy futbolero, pero bueno, me supo mal. (…)

El hecho es que hay mucho tipo raro suelto, y a las tantas de la noche, apareció el típico gracioso que se puso a celebrar (!!!) la victoria de Francia con un petardo.

(…)

Estaba calentando el mercurio y fraccionando las puntas de las balas con la ayuda de Frank Castle, que había venido a ver el partido, cuando la cosa se salió de madre; quizá los más veteranos de entre vosotros recuerden una historia de Judge Dredd en la que dos bloques de edificios se declaraban la guerra y se enfrentaban a tiros, bazocazos y cañonazos. Pues ocurrió lo mismo, aunque verbalmente.

00_Dredd.jpg

Salieron a la terraza defensores acérrimos de la Selección Española, que increparon a los “catalanistas” que habían celebrado la caída de la Selección Española. Insultos. INSULTOS. Amenazas. AMENAZAS. Pero muy DURO todo, muy barriobajero, con mucho, mucho, mucho ODIO. “Catalanes de mierda, qué coño hacéis celebrando esto, etc…” Y, claro, fueron contestados por los catalanistas que se cagaban en ellos, en la Selección, en España, en Europa, etc.
Llegó un momento en que habían casi veinte casas con gente gritándose entre sí auténticas barbaridades. Dime de qué piso eres que te subo a patear la cabeza, hijo de puta, y lindezas por el estilo.

Frank diría: “Necesitamos más munición”. 🙂

Primero era divertido. Luego me pareció preocupante.

Traslada ese odio a otros ámbitos y puede transformarse en violencia.

Cosas de gente estúuuupida.

Vergonzoso, por un bando y por el otro. Y, de hecho, la lástima es que haya precisamente eso: bandos tan opuestos con tanto odio entre sí.

EPÍLOGO: esta mañana estaba desayunando cerca de casa y ha entrado un vecino cuyos hijos juegan habitualmente con Natalia. Es una persona muy afable, culto, divertido, siempre atento y considerado. Le he dado la enhorabuena por el triunfo de Francia. Él es francés, y le chifla el fútbol.
Con cara de asustado, me ha dicho: “No se lo digas a nadie, ¿vale? Pues no se me ocurrirá NUNCA MÁS celebrar un triunfo de Francia con un petardo, porque ya viste la que se lió anoche, ¿no?”
🙂

No se trataba de un catalán celebrando una derrota española. Era un francés celebrando una victoria francesa. No fue una decisión muy afortunada por parte de mi vecino, eso es evidente, pero a causa de ese desliz estalló una guera civil entre bloques donde todo el mundo se acusaba de todo con una agresividad aterradora y a nadie se le ocurrió pensar que se debiera a una celebración de una “tercera parte”.

Mi vecino francés flipaba.

Eso sí, le dije que yo podía ser más peligroso que todos los exaltados de la noche anterior si con tanto petardito se me despertaba la nena. 🙂

Creía que los hooligans antiespañoles-anticatalanes estaban en los goles norte y sur, no en el bloque de enfrente. 🙂

La niña ni se enteró. Siguió durmiendo como una marmota. Mejor. Sería difícil explicarle por qué la gente se odia tanto y por qué el papá de tal o cual niño no
puede celebrar un gol en territorio enemigo o podría estallar un conflicto de proporciones “korvakianas“. Joder, mientras no despierten a la criaturas, que cada uno celebre lo que quiera donde quiera, ¿no?

Pues se conoce que no…

Al menos en este país, estado, nación de naciones o como ostias se diga a día de hoy…

Podremos organizar olimpiadas, hacer ciudades de las ciencias, tener chococientos mil monumentos patrimonio de la humanidad, pero seguimos muchos siguen siendo un atajo de seres irracionales que prefieren celebrar la derrota ajena que la victoria propia, capaces de montar una segunda guerra civil por una gilipollez mal entendida (o convenientemente manipulada).

Esta lamentable realidad me da miedo.

MUCHO miedo.

“Se da cuenta de que la fluorización es el invento comunista
más monstruoso y peligroso al que nos hemos enfrentado.”

Brig. Gen. Jack D. Ripper (Sterling Hayden)
Teléfono Rojo: Volamos Hacia Moscú

Anuncios

Acerca de Dan_Solo

Blogger errático y sin un tema fijo a tratar. Pongo lo que me apetece (de la forma menos giliborde que pueda) y si a alguien no le gusta, que siga surfeando. No trolls allowed.

Publicado el 2006-06-28 en Veneno. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Me recuerda a aquella gilipollez de boicotear el cava catalán, cuando el personal no se daba cuenta de que realmente estaba jodiendo a España, y beneficiando a franceses y otros. En fin.

    Me gusta

  2. Habría quien opinase que el causante de esa “guerra civil” fue el petardo y obviarían el hecho de que es el odio intestino el que las suele desencadenar.

    Sí, da miedo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: