De vuelta a las trincheras

En el interior del almacén solo había oscuridad y polvo. Ese polvo que se te cuela por las fosas nasales y que te provoca picor y ganas de estornudar como si en ello te fuese la vida. Y humedad, también había humedad. La que notas en la piel, la que se te cuela en los huesos cuando hay frío y te obliga a cambiar de camiseta en verano.

Lo poco que se podía apreciar era unas pocas formas, como de cajas o archivadores tapados con tela. Alguien con algo de intuición podría notar que en esta sala abundaba en buen humor, aunque el veneno y la bilis se derramó alguna que otra vez. En un lugar tan abandonado y con un dedo de polvo del desierto en todas partes podría esperarse alguna visita de animalejos, como ratas, cucarachas o similares. Alguna se coló, pero daba la impresión que no duraba mucho.

En el exterior se escuchaba el bullicio de un espaciopuerto. Gente que entraba, salía, negociaba, decía sin miedo sus opiniones. El ajetreo normal. Pero en este almacén, daba la impresión de que, pese estar descuidado, no estaba abandonado. Quien lo gestionaba, aparentemente se tomó un descanso indefinido y lo dejó preparado por si algún día regresaba.

Tras un leve chirrido de la compuerta, se coló algo de luz. Alguien pensaba romper la tranquilidad del sitio, y a saber para qué. Unos sonidos como de herramientas que se revolvían llevaron al olor de un lubricante. La compuerta subió y bajó unas pocas veces para que el líquido llegase a cuantos más lugares mejor y, finalmente, se abrió del todo.

La silueta recortada no dejaba lugar a dudas. Pose Molona™, característico chaleco, botas más propias de montaña que de arenales y media sonrisa.

– Madre mía, qué abandonado lo tengo. Pues nada, a limpiar y a ver si la gente regresa…

“Bueno, estoy de vuelta”
Sam Gamyi
El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey

Acerca de Dan_Solo

Blogger errático y sin un tema fijo a tratar. Pongo lo que me apetece (de la forma menos giliborde que pueda) y si a alguien no le gusta, que siga surfeando. No trolls allowed.

Publicado el 2010-07-7 en Solocentrismos. Añade a favoritos el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Gran frase de cierre, para un post no menos grande…. Rebienhallado, Señor Solo 🙂

    Me gusta

  2. Vaya cambio de look! Welcome back😀

    Me gusta

  3. Que conste, que algunos nos hemos estado pasando de tanto en tanto, a ver cuando ….

    Me gusta

  4. Desde luego que sí Eledh.
    Yo estaba en la cantina de aquí al lado, El Agujero Negro, y entre jarra y jarra me he pasado para que nadie desvalijase el Canario Decenario.

    Bienvenido de vuelta compadre.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: