Las nuevas generaciones suben fuerte

A raíz de un hilo en Twitter, Yeray Pérez Vallejo, explicando la primera experiencia rolera con su abuela, me ha picado de forma involuntaria y voy a explicar la primera experiencia rolera de dos chicas que en aquel entonces tendrían 13 o 14 años.

Una vez, estuve “trabajando” (entre comillas porque lo que hacía era entretener a gente y a mí, de paso) en un esplai de Barcelona. Los esplais, o clubes de tiempo libre, son un movimiento cívico extendido en Cataluña, Baleares y Valencia, basado en el disfrute del tiempo libre de los niños y jóvenes, sobre todo en los fines de semana y durante las vacaciones. Normalmente, está basado en el voluntariado (Wikipedia dixit).

Así que ya me ves, sorprendido de que ese esplai tuviera el manual del MERP, leyéndolo cuando un amigo me dice: “Mira, estas dos chicas jamás han jugado a rol y tienen curiosidad”.

Bueno, pues venga, a improvisar una partida. Se hacen PJ de repartir leña, y me curro el clásico “Del punto A al punto B, y por el camino a ostias, en busca de un tesoraco”.

Tras andanzas, peripecias y lances, llegan al lugar donde está el tesoraco protegido, oh sorpresa, por un dragón. Lo describo prácticamente como la versión mini de Smaug. Terrible, peligroso, y dormido like a champion. Entonces las chicas deciden acercarse sigilosamente.

Yo creí que para robar sin que les pillasen. Qué equivocado estaba.

Entonces, una de ellas dice la primera cosa que jamás pensé que diría un PJ de nivel 1 en una situación así.

“Le pego”.

Yo, alucinado, se lo describo de nuevo, y le explico que no tiene posibilidad alguna. Pero insiste, y tira dados.

Tres tiradas abiertas hacia arriba (CRI-TI-CA-ZO). Resultado: -X pv, aturdido y sin parar durante tres asaltos.

El guantazo de los domingos de Chuck Norris.

Me quedo con los ojos como platos. Señor meco que le enchufó la nena al dragón, que le dejó atontolinao tres asaltos.

La otra que lo ve, se anima y decide enchufarle otra mascá al bicho.

Otras tres tiradas abiertas hacia arriba (DJ con los ojos como bandejas). Resultado: -X pv, aturdido y sin parar durante dos asaltos.

Y entonces, entre las dos, empiezan a sacar tiradas de la reost, pero es que una tras otra. Y venga -X pv, y venga aturdidos-y-sin-parar (todos acumulativos, recuerdo). Al pobre dragón le cayó una tobita de palos que le arregló el porvenir.

Describo al dragón, intentando dar pena a las niñas, que le dejaron lleno de cortes, moratones, y demás lesiones de diverso grado.

De repente, la otra teenager, suelta la segunda cosa que jamás pensé que diría un PJ de nivel 1 en una situación así.

“Le curo”.

Sorprendido exclamé: “¿QUÉ? ¿Para qué?”.

“Para seguir pegándole”.

No consigue aturdirlo y, con cierto aprecio por su pellejo, el dragón sale volando.

PX, tesoraco, niñas entretenidas y, servidor de ustedes, acongojado ante el nivel de psicopatía y crueldad animal de unas tiernas adolescentes.

Me pregunto qué habrá sido de ellas.

 

“Me comí su hígado acompañado de habas y un buen Chianti”
Hannibal Lecter (Anthony Hopkins)
El silencio de los corderos

Anuncios

Asunto: Título interesante

Esta es la primera prueba para postear vía correo electrónico.

Vamos a ver, porque la comodidad de escribir desde e-mail puede llevarse el gato al agua pero se enfrenta al editor de WordPress, que permite editar fácilmente y se puede ver el resultado final sin tener que abrir y refrescar la pestaña.

Iremos probando.

"¿Dr. Hammond? Los teléfonos funcionan."
Dr. Alan Grant (Sam Neill)
Parque Jurásico

Feliz 25 de mayo.

Spring flower, twig purple lilac. Syringa vulgaris.Si ya sabes el por qué el título del post, sáltate este párrafo. Si no lo sabes, el 25 de mayo se celebra el día del Orgullo Friki porque tal día como hoy en 1977 se estrenó Star Wars, tal día como hoy en 2001 se celebró el Día de la Toalla en recuerdo de Douglas Adams (autor de “Guía del Autoestopista Galáctico“) muerto dos semanas antes, y tal día como hoy se celebra la Gloriosa Revolución en Ankh-Morpork (como se narra en la novela “Guardia Nocturna” de Terry Pratchett).

Hoy todo el mundo se despide con “Que la Fuerza te acompañe” o “Larga y próspera vida” (o “Larga vida y prosperidad” o “Larga vida y próspera” o variantes). Lo curioso del caso es que en temas fandom hay un par de despedidas icónicas, pero las hay otras igualmente famosas.

Me ha dado por recopilar algunas, pero como sé que me dejo muchas espero que en los comentarios me pongáis alguna que me haya olvidado.

Por cierto, que no pienso poner la fuente de donde he sacado esas despedidas. Es faena vuestra averiguarlo (sin Googlear, porfa), un gallifante por respuesta correcta.

  • Que la Fuerza te acompañe.
  • Larga y próspera vida.
  • Namarië.
  • Despedida: ¡Buen viaje dondequiera que vayáis, hasta que los nidos os reciban al final de la jornada!.
    Y la respuesta: Que el viento bajo las alas os sostenga allá donde el sol navega y la luna camina.
  • Buen destino.
  • Propicios días.
  • Qapla’.
  • Fonas check.
  • Kìyevame.

“Y no olviden supervitaminarse y mineralizarse.”
Superratón (Alan Oppenheimer)
Las nuevas aventuras de Superratón y las Urracas Parlanchinas

Vacaciones en La Coru (Neno), 5

Poco que rascar hoy, salvo por un restaurante japonés con cuatro (4) variantes del menú del día.

El sitio se llama Shouri Concept (lo de Concept me tiraba un poco p’atrás, no nos engañemos) y la verdad es que se come bien (sales sin hambre, que eso ayuda).

Primero viene el sushi con un wasabi cremoso que no parece que sea de los que vienen envasados (o sí, pero le ponen un poco de agua para que parezca hecho a mano), y luego una bandeja en plan bento pero de alfarería. Todo bien puesto y bien rico.

Y finalmente el postre. Tembladera de té verde y huevo al golpe de calor, en su espejo de caramelo (“esto de toda la vida, en España,  se ha llamado flan“).


No, en la carta ponía flan de té verde, pero lo de Concept no invitaba a pensar en eso. Sigo prefiriendo la tembladera de sésamo… Errr, flan de sésamo de Ramen-ya Hiro, pero estaba rico. Además, lo de servirlo en un cuenco es fantástico para pillar el último trozo.

Para la próxima tiraré de carta, a ver qué tal.

Vacaciones en La Coru (neno), 4

Paseando por la tarde, me llevaron a un sitio magnífico: el Caldero de Peltre.

Una tienda chiquitina y llena de merchandising principalmente de Harry Potter, aunque también abunda de Doctor Who (nada más hay que fijarse en el probador-tardis) y Star Trek.

Como detalle, tienen un photo-call del cartel en plan “Se busca” y hasta te dejan túnicas para hacerte la foto. Además, la mujer que me atendió es un encanto.

La próxima vez que vuelva saldré con gasto, lo sé, me conozco.

Edito: Hoy, duchándome he caído en la cuenta que es muy fácil hacer el juego de rol de Harry Potter. Simplemente, se usa el Ars Magica y cambiamos unas casas para versionarlas.

Para Slitherin se usaría Tremere, por aquello de los secretos del clan y de que son cerrados rozando el elitismo.

Para Ravenclaw, Bonisagus. Son los estudiosos y los que tienen mayores conocimientos.

Para Hufflepuff, Ex-Miscelanea. Así de sencillo.

 Problema lo tengo con Griffindor, pero eso es cosa de ponerse.

Vacaciones en La Coru (neno), 3

Como cada año,  nunca pierdo la ocasión de visitar el acuario,  y nada más entrar resulta que hay una galería de fotos. Todo muy bien, todo muy bonito, todo precioso. Hasta que encuentras cuatro plafones seguidos de bichos marinos follando. Babosas marinas, delfines, tortugas, y dos sepias. Frungiendo como si se acabara el mundo.

Luego bajé a la sala Nautilus, y ahí sí que tengo que explayarme.

La sala Nautilus es una gozada sacada de 20.000 leguas de viaje submarino. Es como si fuese el observatorio del submarino del capitán Nemo. Pero está tan desaprovechadísima que es bajar y darse cuenta del potencial desperdiciado.

Foto tomada desde un sofá de cuero de los de antes.

En una parte de la sala hay una mesa (preciosa, eso sí) con un “póster” dando cuatro datos de los peces de esa sala a modo de tapete, bajo un cristal. Pues bien, cambiando el póster por instrumentos de navegación, y poniendo al lado un globo terrestre señalizando dónde se encuentran esos peces la cosa gana enteros en cuanto a ambientación.

Si a eso le añades un tipo con pinta de lobo de mar que vaya dando las explicaciones necesarias, tienes una actividad genial que es un reclamo de la ostia. Nunca me acuerdo de proponerlo al acuario, pero creo que pasarían de mi propuesta.

Y para acabar un día de forma magistral, una cenita de tapas con mi chica.

El lugar: bar O Corno. La comida: arriba, dos corniños (setas con allioli y atún picante con tomate) y debajo un piroliño. Del postre hablamos otro día.