Superlópez (la peli)

1824070

No sé escribir reseñas como es debido.

No me sale poner cosas como “quiere trascender sus orígenes familiares para convertirse en la representación líquida de un paisaje” hablando de bebidas o “Las capacidades del autor para caracterizar a sus personajes con detalles psicológicos y culturales, para dotar de dignidad a sus hombres y mujeres de clase trabajadora, crean un universo complejo pero que a la vez respira naturalidad” de un cómic.

Me limito a poner si me gusta o no, y el porqué

Y la película de Superlópez me gusta porque se nota que se ha hecho con cariño, porque se han fijado en los detalles que hacen de Superlópez un comic entrañable: que Luisa llame “medianía” a Juan, que Juan pida el célebre caféconlecheyuncroissant en las taquillas del metro, que salgan petisos carambanales (los vi dos veces), el nombre de la productora, el diseño del [SPOILER]robotaco final boss[/SPOILER]…

También hay detallazos muy cañís como padres poniendo a parir al portero de un partido de alevines, o la declaración inevitable de que en España “el clavo que sobresale se lleva un martillazo” (la mentalidad del cangrejo es ley).

Por no mencionar a Dani Rovira como un joven Juan López que intenta ocultar sus poderes (una especie de Superlópez: año uno), una Alexandra Jiménez como Luisa Lanas (peca incluída), a Julián López como Jaime (con su pelirrojez y rizosidad) y a Maribel Verdú haciendo de mala malosa. Que si ya de por sí me pone, de malosa me pone mucho más.

Y el epílogo… No diré nada más que consiguió lo que ninguna peli Marvelosa ha conseguido: que abriera los ojos como platos y ahogara un grito de sorpresa mientras me llevaba las manos a la boca (y con cuya frase cerraré el post).

Creo que esta vez han dado en el clavo y ojalá haya una segunda parte.

“Me debes una, Superlópez”
[SPOILER] (Berto Romero)
Superlópez

Anuncios

Dentro del laberinto

71cf2fqa9ul-_sx466_El juego de tablero de la peli de Jim Henson es de lo más sencillo (pero para nada fácil) y para toda la familia. Aunque, principalmente, sólo se lo recomiendo a fans de la peli por un motivo muy particular.

TL;DR

Un juego de la oca actualizado con un “tablero” que cambia cada vez.

Ya en detalle

El procedimiento es que cada personaje tira su dado de velocidad (uno diferente para cada PJ) y avanza. Si la casilla está vacía, se roba carta de evento y se siguen las instrucciones. Entonces, según diga la carta, se deja en el tablero o se descarta hasta que aparezca la carta que te permita entrar en el castillo del Jareth y, tras un desequilibrado duelo de astucia, vencerlo o no.

Y todo eso en trece (13) turnos o menos marcados por un reloj.

Las reglas

Por de pronto, los protagonistas tienen tres características (velocidad, ingenio y fuerza) que les servirá para superar los desafíos que se encuentren, una puntuación de fuerza de voluntad (menos del máximo disponible) que son a la vez puntos de vida y puntos para repetir tiradas y una habilidad especial que una vez se usa queda descartada. Y por si quieres complicar más el juego, cartas de debilidad.

Para generar el mazo de eventos, primero se aparta la carta Entrada a la Ciudad Goblin, se baraja el mazo y se descarta una sin mirar (que con ése pequeño detalle nos aseguramos de que cada juego sea levemente distinto del anterior), luego se separan diez cartas donde pondremos la carta de Entrada a la Ciudad Goblin, volvemos a barajar y ponemos ese “sub-mazo” debajo del que tenemos separado (y otro añadido aleatorio para la rejugabilidad, que para entrar a derrotar al duende ese puedes tener que gastar 20 cartas mínimo y luego a saber cuándo sale la carta de marras).

El turno sigue éste orden en particular.

  1. Hoggle
  2. Sir Didimus
  3. Ludo
  4. Sarah
  5. “Jareth” (entre comillas porque sólo avanza una hora las manecillas del reloj)

Básicamente el tema es que cada personaje, en su turno, tire su dado de velocidad o uno menor y mueva las casillas indicadas en la dirección que le dé la gana (o, como puedes ir haciendo equipo con otro PJ, se pueden mover ambos tirando la velocidad del más lento).

Entonces, si la casilla está vacía, roba una carta y, acto seguido, resuelve el evento tirando la característica que se pida (si vas en equipo puedes tirar por las características de los personajes implicados quedándote el valor más alto), que está codificada como un dado de X caras, aunque se indique por el color de dicho dado, contra el dado que indique el evento (si hay que tirar más de uno, el que cuenta es el valor más alto). En caso de empate, los buenos ganan. Si pierdes y te gusta el riesgo, puedes gastar un punto de fuerza de voluntad para repetir la tirada con el dado azul (1D20) siempre que no sea el último, hasta que superes la prueba o te canses y des por perdido el evento.

Si ya hay una carta, te ahorras el trámite de robar pero el resto es lo mismo.

Luego, sigue las instrucciones de la carta. Si la carta indica que pierdes un punto de fuerza de voluntad (FV, desde ahora) te lo restas y si es el último, te vas al Olvidadero (no es un game over aún, tranqui).

Olvidadero

¿Hola, te echo una mano? Es que tengo una chispa…

Sin embargo no es obligatorio moverse, puedes descansar para recuperar FV si no te mueves y con el dado verde (1D6) sacas 4+. Si hay otros personajes en tu casilla mientras descansas, después de tirar el dado (o ganar automáticamente el punto de FV si estás en el Olvidadero) puedes dar uno de tus puntos de FV a otro jugador. Un personaje dormido no puede dar ni recibir ningún punto de FV (agua, ajo y resina).

Cuando todos los personajes han hecho de las suyas, se avanza el reloj una hora. Si el reloj marcaba las 13 al empezar el turno y no has vencido a Jareth, entonces Toby se convierte en un goblincill·llo y pierdes la partida.

Cuando por fin sale la carta Entrada a la Ciudad Goblin, la situación cambia un poco. Pones a Jareth y a su ejército goblin en sus casillas correspondientes (no se roba carta en éstas), los personajes que estuvieran moviendo (es decir, los que no están dormidos) se mueven a la entrada del castillo y empiezan las toñas según un orden establecido (con sus cartas de referencia) hasta llegar a Jareth, donde Sarah le echa ovarios y debe tumbar ella solita a Jareth en un duelo de 1D20 de él contra 1D10 de ella, y aquí es donde la habilidad especial de Sarah entra en juego (usar 1D20 sin perder un punto de FV) porque supone una tirada extra gratis.

En caso de vencer al Rey de los Goblins, el jugador de Sarah debe recitar el conjuro (ya viene en una carta de referencia por si no te lo sabes de memoria) para vencer definitivamente al payo.

Conjuro

“Por increíbles peligros e innumerables fatigas, me he abierto camino hasta el castillo más allá de la ciudad de los goblins, para recuperar el niño que me has robado. Porque mi voluntad es tan fuerte como la tuya y mi reino igual de grande. No tienes poder sobre mí”.

Detalles curiosos a la par que hilarantes

Se puede jugar con menos de 4 jugadores. Con uno llevas a todos y tira millas. Con dos, uno lleva a Hoggle y Sir Didimus y el otro a Ludo y Sarah. Con tres, uno lleva a Hoggle y Sir Didimus y el resto, los que quedan.

Si una carta dice que caes dormido, tumbas la miniatura allá donde esté y en el turno siguiente ya decidirás si mueves o descansas.

Respecto al Olvidadero, además no robar carta, si caes aquí, primero tumbas la miniatura de tu personaje porque se queda sobando como un tronco (el estado es dormido, que eso es importante) para, en el turno siguiente, recuperar un FV sin tirar dados que valgan.

Si caes en El Pantano del Hedor Eterno (con reverb, por favor), porque tienes mala suerte o te lo indica una carta, nada más acabar el movimiento, tiras el dado de velocidad (o si vas en grupo, el del más lento) y si sacas 3+ te libras del pestazo. Pero si no… Por de pronto, pierdes un FV (estar rebozado de sustancias de origen desconocido más pestilentes que la programación de Telecinco y Antena 3 juntas destrempa un poco, la verdad) y además te llevas como premio una ficha de “Olor malo” (con voz de Ludo). Eso provoca que no puedes aceptar automáticamente la invitación a formar un grupo (hiedes a Cabrales podrido, camarada) a no ser que con el dado verde (1D6) saques 4+.

No hay descartes como tal sino que las cartas van al final del mazo. Sólo por joder, que así será más complicado suponer dónde está la carta de Entrada a la Ciudad Goblin.

Una carta tuvo que ser cambiada por temas de idioma. Me explico: en la carta que acompaña éste párrafo está un diálogo en castellano. Sin embargo, en la original en inglés, el diálogo es el que empieza el legendario temazo “Magic Dance”.

IMG_20180915_124700

Nada, a demostrar que eres fan de Dentro del Laberinto recitando de memoria tu parte del diálogo…

En resumen

Como veis, el juego no es nada complicado (salvo un par de puntos) lo que lo hace ideal para toda la familia, y especialmente a los fans de la peli porque hay que recitar un par de partes importantes (una de memoria por obligación y otra por elección).

Esta vez, no acabaré con una cita de la peli (porque ya la puse) sino con el temazo (como si las otras canciones no lo fueran, vamos) de Bowie.

Okiya

Okiya IMG-20170523-WA0011.jpg

Este es un juegazo que me descubrieron en Kaburi y no estaré jamás lo suficientemente agradecido. Es un juego de los de dos reglas, con lo que ya os podéis imaginar que es sencillo de aprender pero difícil de dominar.

La ambientación es de lo más exótica: Dos okiyas se disputan el favor el emperador y, en vez de liarse a navajazos japoneses, deciden jugársela de forma más educada.

Que por algo son geishas, ¿no?

Aunque el trasfondo es lo de menos, que lo cambias por Zeus contra Hades cambiando 8 cosas y listo.

TL;DR

Es un cuatro en raya con un tablero aleatorio que cambia en cada partida.

Ya en detalle

La idea es que tienes que hacer un cuatro en raya (o un cuadrado), pero cada vez que pones una pieza en una loseta de las que forman el tablero (colocadas de forma aleatoria en un cuadrado de 4×4) fuerzas al oponente a poner su pieza en una loseta en particular.

¿Cómo va eso de las losetas? Cada una de las 16 losetas tiene la imagen un elemento de la naturaleza de los cuatro disponibles y una imagen de una planta de las cuatro disponibles 1.

Las reglas

  1. El jugador inicial empieza poniendo su ficha en una de las losetas exteriores.
  2. En cada turno, el jugador correspondiente debe poner su ficha en una loseta cualquiera que tenga uno de los dos motivos de la loseta elegida por su adversario en el turno anterior.

Y así hasta que se consigue un 4 en raya, un cuadrado o, que alguna vez he sufrido, el adversario no puede jugar su pieza.

Ejemplo: (Para mayor comodidad, llamaremos N a los elementos naturales y P a las plantas) El jugador A empieza poniendo su ficha en una de las losetas exteriores. En esa loseta pongamos que hay N1P3.

Eso obliga al jugador B a poner su ficha en una loseta que tenga o bien N1 o bien P3. Supongamos que pone en N3P3. Eso, a su vez, obliga al jugador A a poner su ficha en una loseta que tenga o bien N3 o bien P3.

Como dije, un juego de dos reglas fácil de aprender, complicado de dominar y, como apenas ocupa sitio, es perfecto para jugar en cualquier sitio.

“¿Y si jugamos a un juego?”
Dory (Ellen DeGeneres)
Buscando a Nemo

1: Vamos, que alguien espabilado se puede hacer su propio juego. Con hacer una matriz de 4×4 y eligiendo 4 elementos de un tipo (p.e. colores) y otros 4 de otro tipo (p.e. figuras heráldicas), 8 peones para el jugador A y otros 8 para el B ya tienes el juego.

Negorith

9788416670505

Si en mis tiempos de colegial, me hubiesen hecho leer esto en vez de las historias escritas con un lenguaje tan normativo que resulta artificial y anquilosado, lo mismo leería más en catalán ya sea original o traducido (incluye recomendaciones por parte de altas instancias, como por ejemplo Alejo Cuervo y la traducción al catalán de Neuromante 1)

El “Quién

El cerebro que ideó esta bomba es Ivan Ledesma.

Según él, en su cuenta de twitter (@Ivanledesma):

Por el día escritor y por las noches trabajo en un hospital. Nunca duermo. Voz en @TheRomanes, @GiganteHierro, @LosVaderRetro, @terror_cuerdos y Nan Roig.

A lo que yo añado, escritor de: Diario de Dan 2: ¡No dan ni una!, Diario de Dan 3: ¡Estos campamentos dan miedo! y La vampira de Barcelona.

Según comentaron en la presentación de la novela en Gigamesh, el premio Joaquim Ruyra 2017 se decidió en tres segundos “JUEZ: ¿Negorith? JUECES: Negorith. Pasemos a los siguientes”. Y lo dijo uno de los jueces del premio.

Un premio que se decida en tres segundos, o dice mucho del ganador o poco de los candidatos. Y esta vez, dice mucho.

El “Qué

La sinopsis es la siguiente (que traduzco luego por si acaso):

El pitjor de veure monstres es que et tornin la mirada.

La Gris té una vida normal i corrent fins que… la segresta un dimoni. D’un dia a l’altre la seva vida canvia per sempre. Descobreix que té uns estranys poders i entra en un món secret de guerres antigues, éssers invisibles i portes a altres universos. Per sort, coneix un col·leccionista de fantasmes i un noi que caça dimonis que l’ajudaran a navegar per aquestes perilloses aigües i fer front al més terrible dels monstres que vol fer servir les seves habilitats perquè el caos regni per sempre.

Endinsa’t en les pàgines de Negorith i res tornarà a ser al mateix.

(“Lo peor de ver monstruos es que te devuelvan la mirada.

Gris tiene una vida normal y corriente hasta que… la secuestra un demonio. De un día para otro su vida cambia para siempre. Descubre que tiene unos extraños poderes y entra en un mundo secreto de guerras antiguas, seres invisibles y puertas a otros universos. Por suerte, conoce a un coleccionista de fantasmas y a un chico que caza demonios que la ayudarán a navegar por estas peligrosas aguas y hacer frente al más terrible de los monstruos que quiere utilizar sus habilidades para que el caos reine para siembre.

Adéntrate en las páginas de Negorith y nada volverá a ser lo mismo.”)

Negorith es una historia de aventuras sobrenaturales que sucede en Barcelona, como se revela en la página 101 al mencionar la avenida Meridiana (por lo demás como si la ambientas en Teruel), y que trata sobre una batalla entre seres sobrenaturales (pesadillas encarnadas y los mal llamados ángeles/demonios) y un grupo de gente que se les opone.

Lo normal.

Pero a la que vemos quién son la cosa cambia. Los buenos son un tipo que colecciona fantasmas en botellas que guarda en una maleta hecha caldo, un chaval que caza demonios al que le falta un brazo (bueno, a veces, ya lo leerás), un bibliotecario guardaespaldas (una especie de Shaquille O’Neal con armas a lo Hellboy) y la protagonista, Gris, que es una negorith.

¿Y qué es una negorith? Te aguantas, te haces un favor y te lees el libro (actualmente sólo en catalán, pero se traducirá al castellano en breve).

Los malos… Bueno, más bien malos en plan “este mundo sólo lo puedo joder yo, no tú”, un señor de las pesadillas, un demonio cabrón y un ángel mucho más cabrón todavía.

Y en cuanto a la historia, sin revelar mucho, podemos decir que es sobre el descubrimiento de un arma poderosa (la negorith) y cómo unos intentan trincarla por banda mientras que otros intentan evitar que los unos consigan trincarla por banda.

Los personajes no son lo que parecen, para bien y para mal, te los crees y les que acabas cogiendo cariño y/o un ascazo tremendo. Seguramente (y esto es suposición mía), porque Ivan Ledesma les escribió un trasfondo tan elaborado que da la sensación de que antes de Negorith escribió la guerra secreta, leit-motif de ésta y que se puede publicar según resulte el éxito de Negorith.

Es una novela que, en mi humilde opinión, se debe leer dos veces. No por la complejidad y dificultad para seguir el argumento (que no la hay), sino por la cantidad de trasfondo que gasta (enorme, y sólo vemos la punta del iceberg) y que se va explicando a medida que se avanza. Una vez ya sabes quién/qué es quién/qué, en la segunda lectura se aprecian detalles que antes, por lógica, no se apreciaron.

Y que no os eche atrás que se considere juvenil simplemente porque la protagonista sea joven. Si fuese una cuarentona, la clasificación sería directamente terror (y la mente truculenta del autor no se hubiese cortado tanto).

Como detalle,  uno de los guiños son los títulos que, básicamente, son el nombre del protagonista del capítulo (a lo Juego de Tronos) excepto en tres ocasiones, una de las cuales es el título de una peli de zombies que coló de forma muy elegante.

Finalizamos con la excepción habitual (jejeje) de poner una cita de la novela en vez de una peli. Y creo que la he escogido bien ^^.

“Nena, ha estat l’HÒSTIA de divertit!
A la propera, busquem cangur i vens.
(¡Nena, ha sido la HOSTIA de divertido!
En la próxima, buscamos canguro y te vienes).”

Damien Solomon
Negorith


1: Que básicamente lo noté en la traducción del Hielo, que en castellano es “Hielo de ICE (Intrusion Countermeasures Electronics)” mientras que en catalán es “Gel de GELS (Grup Electrònic de Limit de Securetat” 2)

2: Grupo Electrónico de Límite de Seguridad, que para algunos entender el catalán les resulta más difícil que entender a un klingon comiendo un polvorón.

Niños Rata de los cojones (o por qué no me gusta jugar en modo online abierto al 100%)

No soporto a los niños rata1 con mods/trainers/como-se-llame-ahora.

Jugando al Grand Theft Auto V (estaba barato y me convenció un viejo amigo para unirme a su banda) me pongo en modo pasivo para que ningún jugador pueda interactuar conmigo (ni me puede matar ni puedo hacer misiones). Se sabe si un PJ está en pasivo porque se ve translúcido.

Tiro de bici para subir resistencia y poder correr más en los tiroteos, cuando paso a las vías del tren y paro en un puente en el que veo un paracaídas y, aprovechando la ocasión, practico parapuente (perdón por el chascarrillo fácil). AterriZAMBULLO en el río de debajo y me dejo llevar.

En eso que oigo a un helicóptero que se acerca y explosiones y ametralladoras y mierdas así, y que a mi alrededor van cayendo esas lindezas.

Un mongolo ve a un jugador yendo por el río, y sólo se le ocurre disparar misiles y ametralladoras (y porque no tendría un cañón orbital). Sólo se le ocurre ir a joderle la partida de forma gratuita a uno que estaba claramente en actitud pasiva.

Y sigue disparando. Y que no para. Y que ve que no me afecta. Y que aterriza y va a pistola. Y yo que me canso de ir por el río y me acerco a él/ella/ello/elle 2.

Despacito.

Sin correr.

Mi PJ vestido de motero con chupa de cuero, pantalones de cuero, botas de cuero y gafas de sol (no de cuero).

Y que las balas siguen sin hacer mella.

Entonces el niño/a/e2 rata se acojona mucho. Hasta el punto de salir por patas y volver al helicóptero para alejarse toda mecha de ése Terminator que supuso que era mi PJ.

Se cree el niño rata cabrón que son todos de su condición. Lo mismo asumió que yo también era un modder y me iba a despachar a gusto. Ahora bien, hubiera dado un imperio por ver la cara que ponía al ver como alguien se acercaba a decirle cuatro cosas bien dichas XD.

“Necesito tu ropa, tus botas y tu motocicleta”
T-800 (Arnold Schwarzenegger)
Terminator 2: Judgement Day


(1) A falta de una definición *MÁS* ofensiva todavía.
(2) Para que no se indignen los pielesfinas salvapatrias que ocasionalmente puedan pasar por aquí.

Sólo les tengo unas cosillas que decir

El jueves 17 de agosto, Barcelona sufrió un atentado con 13 muertos y una cincuentena de heridos.

Pues bien, a esos montones de mierda que se dedican a matar porque quieren imponer los caprichos de su líder (real o amigo imaginario).

A esos montones de mierda que patrocinan a los montones de mierda anteriormente mencionados.

A esos montones de mierda que venden armas a los montones de mierda anteriormente mencionados.

A esos mismos montones de mierda que luego aprovechan las víctimas para sacar ventaja política.

A esos montones de mierda que les lamen las pelotas a los montones de mierda anteriormente mencionados para sacar ventaja política, económica y/o de favor.

A esos montones de mierda que aprovechan la ocasión para demostrar su ignorancia y su odio irracional riéndose del dolor de las víctimas.

A esos montones de mierda sólo les tengo unas cosillas que decir.

Este barcelonés les dice que lo peor que pueden hacer a un barcelonés es obligarle a hacer algo que no está dispuesto a hacer (o lo contrario, prohibirle algo que quiere hacer). Y no estamos dispuestos a pasar miedo por culpa de unos montones de mierda.

Este barcelonés les dice que Barcelona sigue en pie y seguirá en pie, pese a sus esfuerzos por hundirla. Sus habitantes, nativos y no, aguantamos lo que haga falta y arrimamos los hombros para tirar adelante, le pese a quien le pese.

Este barcelonés les dice: foteu-vos.

Las nuevas generaciones suben fuerte

A raíz de un hilo en Twitter, Yeray Pérez Vallejo, explicando la primera experiencia rolera con su abuela, me ha picado de forma involuntaria y voy a explicar la primera experiencia rolera de dos chicas que en aquel entonces tendrían 13 o 14 años.

Una vez, estuve “trabajando” (entre comillas porque lo que hacía era entretener a gente y a mí, de paso) en un esplai de Barcelona. Los esplais, o clubes de tiempo libre, son un movimiento cívico extendido en Cataluña, Baleares y Valencia, basado en el disfrute del tiempo libre de los niños y jóvenes, sobre todo en los fines de semana y durante las vacaciones. Normalmente, está basado en el voluntariado (Wikipedia dixit).

Así que ya me ves, sorprendido de que ese esplai tuviera el manual del MERP, leyéndolo cuando un amigo me dice: “Mira, estas dos chicas jamás han jugado a rol y tienen curiosidad”.

Bueno, pues venga, a improvisar una partida. Se hacen PJ de repartir leña, y me curro el clásico “Del punto A al punto B, y por el camino a ostias, en busca de un tesoraco”.

Tras andanzas, peripecias y lances, llegan al lugar donde está el tesoraco protegido, oh sorpresa, por un dragón. Lo describo prácticamente como la versión mini de Smaug. Terrible, peligroso, y dormido like a champion. Entonces las chicas deciden acercarse sigilosamente.

Yo creí que para robar sin que les pillasen. Qué equivocado estaba.

Entonces, una de ellas dice la primera cosa que jamás pensé que diría un PJ de nivel 1 en una situación así.

“Le pego”.

Yo, alucinado, se lo describo de nuevo, y le explico que no tiene posibilidad alguna. Pero insiste, y tira dados.

Tres tiradas abiertas hacia arriba (CRI-TI-CA-ZO). Resultado: -X pv, aturdido y sin parar durante tres asaltos.

El guantazo de los domingos de Chuck Norris.

Me quedo con los ojos como platos. Señor meco que le enchufó la nena al dragón, que le dejó atontolinao tres asaltos.

La otra que lo ve, se anima y decide enchufarle otra mascá al bicho.

Otras tres tiradas abiertas hacia arriba (DJ con los ojos como bandejas). Resultado: -X pv, aturdido y sin parar durante dos asaltos.

Y entonces, entre las dos, empiezan a sacar tiradas de la reost, pero es que una tras otra. Y venga -X pv, y venga aturdidos-y-sin-parar (todos acumulativos, recuerdo). Al pobre dragón le cayó una tobita de palos que le arregló el porvenir.

Describo al dragón, intentando dar pena a las niñas, que le dejaron lleno de cortes, moratones, y demás lesiones de diverso grado.

De repente, la otra teenager, suelta la segunda cosa que jamás pensé que diría un PJ de nivel 1 en una situación así.

“Le curo”.

Sorprendido exclamé: “¿QUÉ? ¿Para qué?”.

“Para seguir pegándole”.

No consigue aturdirlo y, con cierto aprecio por su pellejo, el dragón sale volando.

PX, tesoraco, niñas entretenidas y, servidor de ustedes, acongojado ante el nivel de psicopatía y crueldad animal de unas tiernas adolescentes.

Me pregunto qué habrá sido de ellas.

 

“Me comí su hígado acompañado de habas y un buen Chianti”
Hannibal Lecter (Anthony Hopkins)
El silencio de los corderos