Guisantes con jamón

Por tod@s es sabido que donde esté lo fresco, que se quite la conserva. Pero como ya dije antes, la idea es que sea rápido y limpio. Así que vamos a presentar un platazo la mar de rico y fácil.

Cacharrímetro: 1 (una cazuela o una sartén, y ya)

Ingredientes:
~~~
(Asumiendo que es para 4 personas, o para 2 wookiees).
2 latas de 250g de guisantes en conserva.
2 paquetitos de jamón a dados
1 cebolla
Harina
GcJ - 20160916_180948.jpg

Por de pronto, pica la cebolla y sofríela a fuego medio en una cazuela. Cuando esté blanda, echa una cucharadita de harina. Eso le dará untuosidad (siempre quise decir esta palabra) al plato.
GcJ - 20160916_182132.jpg

Ahora pon el jamón, y rehógalo un poco

Si quieres, puedes añadir un poco de pimienta ahora. No pongas sal, que el jamón lleva lo suyo.

/Ditty Fett

GcJ - 20160916_182733.jpg

Finalmente, reserva un poco del caldo de los guisantes y escurre el resto, viertes el caldo en la olla para que espese y, después, los guisantes.GcJ - 20160916_183105.jpg

Hale, otro plato fácil, sencillo y muy cumplidor. Eso sí, asegúrate de que si hay invitados no pongan pegas a los guisantes.

Sí, hay gente así de rara.

Pasta marinera a la Remanguillé

La idea de este recetario del blog consiste en buscar recetas que sean rápidas, fáciles, y que ensucien muy poco.

Sé perfectamente que hacer esta receta con gambas frescas y recién compradas sería mucho mejor, pero implica más trabajo, más desperdicios, y eso no es lo que me interesa.

De todas maneras, si queréis complicar el plato o tener más trabajo, ya sabes lo que hay que hacer.

Cacharrímetro: 1 (una olla para cocer la pasta y una sartén para la salsa)

Ingredientes
~~~
La pasta que más te guste.
1 bolsa de gambas congeladas.
Latas de conserva de lo que te guste (el mismo peso escurrido que las gambas).
Tomate frito y nata para cocinar a partes iguales.

Como lo venden en bricks pequeños, puedes comprar uno o dos de cada según la gente que vaya a comer.

/Ditty Fett

Lo primero, descongelar las gambas y escurrirlas.

En una olla pones a hervir agua con una hoja de laurel y sal. Cuando hierva, echa la pasta. Cada pasta tiene un tiempo de cocción definido para que quede al dente, tenlo en cuenta.

Pones una sartén al fuego y cuando esté caliente le pones un chorrito de aceite para saltear las gambas.

Después, escurres las latas y pones el contenido en la sartén. La dejas al fuego un minuto o dos, vigila que no se peguen a la sartén. Luego, viertes el tomate y la nata, remueves a fuego medio flojo.

Lo dejas un ratín, hasta que la pasta esté hecha. Escurres la pasta, pones la pasta en la olla con, este caso, los spaghetti, mezclas, remueves, y a comer.

Brebaje orco

La idea tras este bebedizo es que los orcos están acostumbrados a comer y beber cosas que harían vomitar a una cabra y, encima, sin tener un minuto de descanso. Esclavizados, mal bebidos, mal comidos, mal foll… Perdón, es que se me calienta la boca, me enveneno y así no se puede ir por la vida.

El zumo tiene que ser verde para que, al mezclarlo con la bebida energética, el color resultante salga de un verde agua-cenagosa. Y lo de la bebida energética cae por su propio peso.

Cacharrímetro: 1 (Una botella/jarra y basta)

Ingredientes para un litro y medio de brebaje:
~~~
1 Monster (1 pinta).
3 Zumos Pascual Pacifico.
(Lo importante de la mezcla es que haya una parte de bebida energética por dos de zumo. Si prefieres un zumo como éstos (http://tinyurl.com/zdon9p3), siéntete libre).

Para decorar, unas ramitas de canela o de regaliz. Para que parezca más pantano todavía

/Ditty Fett

image

Por motivos logísticos, las fotos corresponden a la preparación de un litro.

Allá vamos.

Lo primero, agitar los zumos y verterlos en una botella, jarra, o lo que prefieras.

image

No se aprecia mucho, pero el verde es de una tonalidad jade muy bonita.

Verter la bebida energética hasta llenar el recipiente.

image

El color caramelo-ocre del Monster oscurece el verde, dando un toque ajjjqueroso.

Si quieres darle un aire más de agua de pantano, pon el el recipiente unas ramitas de canela o regaliz.

Ahora, a beberlo poco a poco, que no quiero que estéis dando brincos todo el día.

“¿Enfermo dices? Dadle de nuestra medicina, muchachos.”
Uglúk (Nathaniel Lees)
El Señor de los anillos: las dos torres

Dex’s Diner

No nos engañemos. Después del post dónde se menciona el proyecto-ficción Tragones y Mazamorras, era cuestión de tiempo que publicase recetas aquí. Por eso he creado la categoría “Dex’s Diner” en previsible guiño al único cocinillas del universo Star Wars (Yoda no cuenta, que es maestro jedi, no cocinero)

Y aunque puedas pensar que es una solución manida para poner algo cuando no sé que escribir (que algo de eso hay, para qué mentir :Þ), casi es más para poder tener un recetario recopilado y accesible en todo momento.

La idea es que, como vivo solo y no tengo siempre el tiempo para poder cocinar como es debido, las recetas sean fáciles, rápidas y limpias (es decir, cuantos menos trastos ensuciemos, mejor). Por eso daré preferencia a usar conservas, salsas de tomate de las que vienen en lata, salsas pre-hechas (de las de poner agua y calentar, o abrir bote y calentar). Aún así, enlazaré a recetarios donde indiquen cómo hacer la salsita manualmente (que la bechamel de cartón no me sabe a nada, pero tampoco es cosa de engorrinar un cazo sin necesidad, que lo tengo que limpiar yo).

Por eso he ideado el concepto de cacharrímetro en sustitución de la tradicional dificultad. Hay recetas muy laboriosas, pero no difíciles. No te quedarán bien a la primera, pero ni eres Carles Gaig ni soy Martín Berasategui.

El cacharrímetro indica la cantidad de herramientas de cocina a usar, así pues un nivel de cacharrímetro leve indica que habrá que usar una sartén y/o una olla (poco más). Y para que las proporciones sean fáciles de manejar, las pondré para uno (vivo solo, ¿recuerdas? :Þ).

Además, contarán con los consejos de un amiguete que ayudarán a mejorarla: el señor Ditty Fett, cazarrecompensas y gourmet. Sugerirá pequeños cambios en los ingredientes y/o acciones para mejorar la receta original.

Ni que decir tiene que todos los comentarios serán bien recibidos, ya sean por haber hecho la receta o por haberla sufrido.

Bueno, a ver cuando pongo la primera…

“Ya, bueno… También cocino”
Casey Ryback (Steven Seagal)
Alerta Máxima